Blanqueamientos

Qué es el blanqueamiento dental?

La demanda de tratamientos para conseguir unos dientes más bonitos y blancos ha aumentado muchísimo en los últimos años.
El blanqueamiento dental es un procedimiento estético cada vez más empleado para conseguir sonrisas mucho más estéticas, blancas y agradables.

Este tratamiento dental se considera muy sencillo, conservador, de gran aceptación por parte de los pacientes y con el objetivo de lograr grandes resultados estéticos visibles desde el primer día.

Prácticamente casi todas las personas pueden beneficiarse de un blanqueamiento dental. Más personas de las que se cree han blanqueado sus dientes en alguna ocasión como tratamiento exclusivo o en combinación con otros tratamientos para mejorar los resultados estéticos.

Nosotros podremos recomendarle y aconsejarle que tratamiento de blanqueamiento es el más eficaz para usted.

¿Necesito un blanqueamiento dental?

El blanqueamiento dental está indicado para la gran mayoría de los pacientes en los que el tono de sus dientes se haya ido oscureciendo. Aconsejamos que la edad mínima para realizar un tratamiento de blanqueamiento sea a partir de los 16-18 años

En la actualidad existen diferentes agentes blanqueantes:

  • Oxidantes: las principales hoy en día. (Peróxidos de Hidrógeno y Carbamida).
  • Erosivos: Ácido cítrico, clorhídrico, fluorhídrico, etc.
  • Abrasivos: bicarbonato sódico, carbonato cálcico, etc…
  • Enzimático: Peroxidasas de la saliva y externas. Están empezando a salir ahora a la luz.

Tipos de blanqueamientos

Blanqueamiento clínico o en consulta

Utilizamos productos más potentes, consiguiendo efectos más rápidos y visibles desde el principio. En estos tratamientos es necesario aislar el campo a tratar. En la mayoría de los casos será necesaria una única sesión y en otros habrá que realizar alguna más. En ciertos pacientes basta con este tratamiento en la clínica y en otros más complejos lo combinaremos con otros procedimientos para perfeccionar los resultados.

Blanqueamiento domiciliario

Al paciente se le tomarán unas medidas o moldes para poder confeccionar y realizar unas férulas totalmente a medida. En ellas, ya en su casa, se aplicará el gel (con poder blanqueante) que nosotros le iremos suministrando, pero siempre bajo supervisión clínica.

Tratamiento muy cómodo para el paciente